Tiempo de demostrar el liderazgo tecnológico como país turístico


Innovation Word Cloud Picture for PowerPoint - SlideModel

Desde el Colegio de Ingenieros de Telecomunicaciones de Canarias, he tenido el placer de que el Decano, haya pensado en mí para escribir un artículo con mi visión sobre el futuro de la tecnología y el turismo en esta pandemia provocada por el Covid-19.  Un placer compartirlo con vosotros:

--

La situación generada por la crisis del Covid-19 nos recuerda que, hoy más que nunca, es momento de ser honestos, valientes, comprometidos y, quizás, disruptivos. Tenemos la obligación de huir del pensamiento lineal y uniforme para plantearnos nuevas formas de ver los problemas, las distintas realidades. Esta crisis nos va a decir quiénes somos y demostrar lo competitivo que es el sector turístico. Desde mi punto de vista, lo tengo claro, debemos trabajar todos juntos para ser parte de la construcción de un nuevo turismo, ojalá que más fuerte, más resiliente y beneficioso para todos.

La pandemia global causada por el Covid-19 ha paralizado la actividad turística. Cuando todo termine, seremos más temerosos, habremos adoptado nuevos hábitos de consumo, encontraremos mayores limitaciones a la movilidad y, sobre todo, seremos más conscientes de nuestra vulnerabilidad. Esta es una crisis transformadora.

Estamos entrando en las últimas fases de la desescalada y cuando esto pase la actividad se reanudará, sin duda. Pero todo apunta a que no volveremos donde estábamos. El impacto sobre el sector será considerable. En este tiempo de absoluta incertidumbre, cuando los datos son escasos y las predicciones poco fiables, la tecnología debe jugar un papel fundamental para comenzar a modelar un nuevo futuro. Vivimos una era donde hay excesiva información, demasiados escenarios posibles e infinidad de incógnitas que determinarán el futuro de la sociedad, de la economía y el turismo. Por ello, saber convertir toda la información disponible en conocimiento que permita mejorar la toma de decisiones es clave. Solo así se tendrá la capacidad de anticiparnos, reaccionar y adaptarnos en entornos tan cambiantes como el que vivimos.

En los últimos años hemos asistido a una rápida adopción tecnológica por parte de los diferentes actores que componen el sector. Realidad aumentada, asistentes virtuales y robots por parte de las grandes empresas de la industria turística. El transporte, la distribución y las cadenas hoteleras ya son netamente digitales; sin embargo, la brecha tecnológica de la cadena de valor del turismo se encuentra en los destinos, precisamente donde sucede el hecho turístico. Empresas y destinos han comprendido que la tecnología es clave para afrontar la nueva realidad del sector. No innovar nos resta competitividad. La inversión española en I+D+i (1,19% del PIB) está muy por debajo de la media de la UE (2,03%), que a su vez invierte mucho menos que países como los EE.UU., China, Corea o Japón.

Esta crisis nos debe servir para acelerar el proceso de digitalizar el sector turístico español. Si durante los últimos años hemos sido el país más competitivo según World Economic Forum (WEF), ahora es el momento de demostrar nuestra resiliencia. Tenemos la oportunidad de desarrollar nuestra propia soberanía tecnológica, con herramientas y modelos íntegramente desarrollados por empresas españolas. Nuestras son las tecnologías que permiten prestar servicios a ciudadanos y visitantes con eficiencia y sostenibilidad, capturar la atención del mercado, aumentar el gasto turístico y generar nuevos ingresos para los ayuntamientos, integrar a miles de empresarios en la dinámica turística, elevar la satisfacción del visitante, gestionar la información, mejorar la calidad de vida de los ciudadanos y, sobre todo, hacer de España un destino abierto, seguro y sanitariamente que genere confianza a los turistas tanto nacionales como internacionales.

Es el momento de que tanto el sector turístico como la administración pública realicen una apuesta sin fisuras por la innovación y la sostenibilidad. La tecnología está ahí para acelerar la evolución de nuestro modelo turístico en línea con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de Naciones Unidas. Europa, a través del programa NEXT GENERATION[1], abre la puerta a que haya más inversión pública, aprovechémoslo para acometer la transformación digital del turismo, instalar nuevas fórmulas de gobernanza y consolidar un ecosistema de empresas tecnológicas que dé respuesta a las necesidades de empresas y destinos.

Ejerzamos nuestro liderazgo, no sólo en turismo sino también en tecnología turística. Fortalezcamos dos sectores estratégicos para el país, el turístico y el tecnológico: ningún otro país del mundo posee la capacidad de España para erigirse en referente global del turismo inteligente y sostenible. El turismo es una palanca clave para convertir fenómenos coyunturales en estructurales, que favorezcan exponencialmente nuestro desarrollo. Tenemos la oportunidad de sumar perspectivas, conocimientos y talentos para construir un nuevo turismo, ojalá que más fuerte, más resiliente, más sostenible y más beneficioso para todos. El momento es ahora.


Comentarios

Entradas populares de este blog

"El Arte no existe, existen los artistas"

Valoración de una startup:pre-money y post-money

Primera app oficial turística para las Google Glass